La limpieza de tu estufa de pellets es una práctica fundamental por muchos motivos:

  • preservar el salubridad del aire dentro de la casa
  • Proporciona para higiene general de la casa
  • Permite el Operación adecuada y el longevidad del aparato
  • Previene mal funcionamiento y posibles fallos del aparato

Si ha elegido una estufa de pellets por sus características únicas en términos de ahorro económico, respeto por el medio ambiente, ventaja ecológica así como su irresistible características estéticas también sabrás que será necesario realizar dos tipos de limpieza:

  • limpieza ordinaria
  • limpieza extraordinaria

Ya hemos tenido la oportunidad de elaborar ambas practicas, pero si el mantenimiento ordinario se puede gestionar con total autonomía, el mantenimiento extraordinario requiere la ayuda indispensable de un profesional del sector. Pero entre los muchos mantenedores de estufas de pellets, ¿Cuál será el correcto? A continuación te daremos algunos consejos respecto a las características que absolutamente debe poseer un técnico especializado.

Técnicos de mantenimiento de estufas de pellets

Que extraordinario es la limpieza que involucra la mayor parte de las partes internas de la estufa y aunque puede realizarse de forma autónoma en algunas de sus partes, en otras se requiere expresamente la actuación de un técnico especializado. En concreto, desde octubre de 2014, para todas las estufas con una potencia superior a 5KW es obligatorio:

  • Solicita el folleto del sistema de aire acondicionado para sistemas anteriores a 2008
  • Mantenga siempre el folleto actualizado

los folleto del sistema de aire acondicionado debe completarse de acuerdo con las pautas establecidas por el Decreto del Presidente de la República de 16 de abril de 2013n.74, y los mantenedores cualificados de estufas de pellets deben seguir los criterios establecidos por la Norma técnica UNI 10683/2012 que establece, entre otras cosas, los criterios para el control y mantenimiento de los sistemas.

Sistema regulatorio

Uno de los primeros requisitos que debe poseer el profesional que contactarás es el conocimiento del sistema normativo que regula su sector, sin olvidar la competencia y preparación en la elaboración del propio cuadernillo. Por complejo que sea el tema, es conveniente poner a prueba los conocimientos de aquellos a los que acudirás para la limpieza de la estufa, porque le evitará incurrir en sanciones administrativas en caso de que las autoridades competentes decidan realizar una auditoría energética a su sistema. Una elaboración incorrecta del cuadernillo, por ejemplo, puede acarrear una multa que oscila entre un mínimo de 500 € y un máximo de 3.000 €.

operaciones garantizadas

Además del conocimiento de la normativa vigente que regula el sector, un buen mantenedor de estufas de pellet deberá garantizar una serie de operaciones fundamentales:

  • Limpieza de los conductos de escape
  • Limpieza de motores de combustión.
  • Limpieza de la cámara de combustión
  • Limpieza de la cámara del intercambiador
  • Inspección de cables eléctricos.
  • Comprobación de las juntas
  • Sustitución de ventiladores y elementos deteriorados

Precio

El último elemento a tener en cuenta es el precio.

La operación de mantenimiento de un técnico especializado puede suponer un gasto que va desde los 50/60€ para las operaciones más sencillas, hasta un máximo de unos 200€ para las más complejas. Cualquier cosa que cueste más o menos. en comparación con los precios que acabamos de indicar, tendrá que ser una llamada de atención y una razón más para asegurarse de la profesionalidad del mantenedor.

Conclusiones

Cualquier propietario de una estufa de pellets tendrá que ocuparse de la limpieza de su aparato. Para el limpieza ordinaria bastará con tener un aspirador de cenizas y un trapo y se puede manejar de forma independiente. Ahí limpieza extraordinaria en su lugar requerirá la intervención de un técnico especializado: el mantenedor de estufas de pellets. Un buen profesional tendrá que saber cumplimentar de forma inequívoca el folleto del sistema de aire acondicionado, así como conocer toda la normativa vigente que regula la seguridad del entorno doméstico y medioambiental. También deberá garantizar una serie de operaciones cuyo coste puede variar según el tipo de intervención.